domingo, 9 de septiembre de 2012

El placer deja las huellas en la playa antes de las últimas olas

Y así, casi en la oscuridad, la cámara es usada una y otra vez. El observador no ve apenas lo que fotografía, pero sabe que las imágenes surgen de la nada con la luz del flash, como si en lo profundo de la cueva del placer nacieran las diosas de la espuma y la sal.

C2

No hay comentarios: