martes, 27 de noviembre de 2012

El silencio de El Jardín de las Delicias, o una tirada de dados nunca abolirá el azar, según el verso de Mallarmé

Como un casco guerrero de una emperatriz niña, así, con estas palabras que leímos en otra edad y en otro tiempo en un libro pequeño y blanco, en medio de una fiesta, y que, al leerlas, vimos por encima de la valla, al otro lado, donde Micòl y Alice esperaban felices a los verdugos.

C2

sábado, 24 de noviembre de 2012

Detrás de las ventanas a veces nos encontramos los días para estrenar.

No existe la duda sobre la imagen, pero bajo la luz de noviembre descubrimos que Alain Robbe-Grillet tiene un secreto en la casa de Hong Kong. Y allí, entonces, el día gime y acompaña al dolor y al deseo en el camino infinito de las Alicias.

C2
 

 
 
 

lunes, 19 de noviembre de 2012

La luz de noviembre ilumina las cosechas que vendrán, mientras despedimos, en la puerta de Alejandría, los sueños de hojas de los árboles que no fueron.

Según avanzan los años, ya no reconocemos los jardines que alguna vez plantamos. Ya no es abril, sino noviembre. Pero, aquí, sentados ante el crepúsculo, no abandonamos. Te digo adiós, pero te regalo el sueño de Lisboa para tus próximos caminos. Yo, también, me vuelvo a embarcar dejando la respuesta en el viento.

C2

domingo, 18 de noviembre de 2012

La sumisión es también un ejercicio de estilo o son las columnas que nos hablan de una victoria imposible?

Seguimos sus pasos mientras ella se aproxima a las columnas, la observamos en el gesto de apoyarse en ellas y también sabemos las fintas contínuas de quienes se alegraban de haberla atrapado. Pero, atención, nada es lo que parece: y los guerreros enemigos, de repente, comprenden la virtud de la fe, al escuchar  el crujido de los muros del templo dedicado a los falsos dioses.

C2

miércoles, 7 de noviembre de 2012

"Oh, mariposa, ¿qué sueñas cuando agitas tus alas?" (Chiyo-ni). Así, en la tarde.

Y la poeta, que quizá hablaba de otra poeta que escribía de la poesía, dijo: "En el imperio la capital es Kyoto/ el labio inferior dorado,/ sobre los ojos dos lunas crecientes, dos ramas de sauce;/ dime si así te gusto, así discreta/ empolvada, inmóvil;/ quedo exangüe despues de celebrar los ritos,/ y tú, mi mago favorito entre los humanos,/ te acercas tan despacio que apenas cambias". (autora: Isabel del Río).