viernes, 7 de junio de 2013

"Lo sublime conmueve, lo bello encanta" (Kant). Y así el cuerpo curvo se establece como horizonte lineal.

Y así, permite que la voz se apague en las colchas, que la piel sea devorada en la tarde, que la mirada borre los espejos, que el olor se transforme en biombo del alma. Y así, también, las panteras cambian los ritos del templo, explicará Kafka.

C2

1 comentario:

Laura Noestá dijo...

Kafka es uno de mis autores favoritos, me gusta verlo citado aquí.

Interesante y hermoso blog el que tienes.

Besos