lunes, 28 de enero de 2013

"Encontré a una dama jugando con sus soldados en la oscuridad" ( L. Cohen), o el misterio de la mirada de Aquiles

La mirada de Aquiles sobre Pentesilea fue un enigma para Homero, incluso intentó que diera un sentido general a la propia obra, más allá de las batallas y las luchas de los héroes. Quiso mostrarnos que incluso el destino se detiene ante la destrucción incesante en este mundo de la belleza, y supo hablarnos de las lágrimas del elegido por los dioses que abrazó la muerte.

C2

martes, 22 de enero de 2013

Paisaje tras las batallas, todas incesantemente perdidas, pero avanzando siempre contra el viento de la historia y sus espejos, tigres y laberintos eternos.

Las rejas y la sangre no salvarán el skyline de la ciudad, y los recuerdos de mesas, pájaros y escaleras tampoco caminarán sobre las aguas del Mar Rojo. Pero, dime, qué manos has estrechado ahí y cuantos labios han dejado sus marcas en las postales quemadas por la luz.

C2

viernes, 18 de enero de 2013

El limite del horizonte o cuando hay que mirar desde el suelo

Cuando sir Héctor buscaba a Lanzarote encontró a un guardabosque y le dijo: "¿Sabes de alguna aventura en este país que sea por aquí cerca", cuenta Mallory en "La muerte de Arturo". Y ahora también nos preguntamos algo semejante. Lo dirá el tiempo.

C2

sábado, 12 de enero de 2013

La pregunta que no respondió Carroll: si el espejo era puerta (atascada a veces; otras, ya abierta y que nos lleva a la libertad) o ventana (que lo mismo nos permite ver las estrellas que saltar a la calle)

Así, saludando al río fluyente siempre de la infancia o quizá detenida en el hielo de los recuerdos, existe una estatua de Alice. La vemos, por un instante, detenida; pero ya parte del cuerpo ha atravesado el azogue y está presta a seguir su camino.

C2

viernes, 11 de enero de 2013

A veces vemos árboles de ramas taladas, pero, atención, junto a ellos, en la tierra, la marca de las futuras aguas del deshielo.

El conde polaco Jan Potocki imaginó en su "Manuscrito encontrado en Zaragoza" un viaje por una España profunda. Ahora, también vemos, en las tierras del amanecer, cómo el corazón vuelve a latir, allí donde la naturaleza nos habla del renacido abril de Eliot.

C2

lunes, 7 de enero de 2013

Días de niebla y fuego: hemos elegido la intensidad, hemos elegido aquel hielo que se abre con el hacha del fuego y del dolor.

Dijo el escritor de Praga que la literatura tenía que ser el hacha que rompiera nuestro hielo interior, y ahora recordamos los días de la lluvia con la ropa mojada, las tardes donde la nieve y sus silencios nos esperaban en nuestro portal, los caballos blancos vistos a través de una ventana en el último y tentador hotel.

sábado, 5 de enero de 2013

Adiós a la viajera de las tardes rojas y azules: siempre muy cerca de la amiga que sabía cómo comen el azúcar las ositas.

A veces hay viajes que tienen que tomar otros rumbos. Y hay, entonces, que acompañar a las personas que se van y desearles un camino de losas amarillas y fronteras donde las puertas de llegada tengan escrito el cartel de reina Alice. Breve es el resplandor de la tormenta, pero intenso siempre.

jueves, 3 de enero de 2013

A las ventanas abandonadas llegan los colores de las ilusiones a enseñarnos la fugacidad de lo existente, incluso de la belleza amada.

Así, en un sueño eterno, permanecen los recuerdos, gotas de agua en la lluvia que se decía en aquella película. Pero a veces, recorriendo la ciudad, nos sorprenden imágenes así, que, por un instante, simbolizan la inútil coraza de la belleza y el amor frente a la muerte, el olvido y la nada.

C2