miércoles, 27 de febrero de 2013

El círculo que se cierra y da significado a las figuras geométricas o el segundo viaje de Ulises.

Un oculto significado existe en el laberinto: en él, Borges ve espejos que nos reflejan a veces como fin y otras como principio. Allí, la firmeza de la mano establece los sentidos sobre la vitela. Y así, en los últimos años, empezó el segundo viaje de Ulises a Troya, precisamente el que ocultó Homero.

C2

domingo, 24 de febrero de 2013

Al pie de la cama, con una cadena en el pie: los días del sueño sobre las olas del Faro del Fin del Mundo.

La manta cae sobre la piel, la cadena, oxidada, brilla apenas sobre la alfombra. Así el tiempo nos habla de los sueños realizados, del temblor del mercurio de los espejos y de los viajes que Ulises Nemo emprende hacia la Itaca última, donde el arco crea dianas nocturnas.

C2

viernes, 22 de febrero de 2013

Días de lluvia, la numeración y el número 32 de "El Álbum de Alice".


Introducimos la mano entre el pasado y el futuro,
y he ahí que acariciamos el gato del presente.
Está con ella: la lleva hacia el espejo de platino de la locura.
Allí, los dos quieren ser tres.

Empuja, empuja, escuchamos, hacia el exterior del espejo.
Que sólo nos quede el presente.
Recoge el cetro del rey muerto y arranca los ojos del muñeco.
Pero el uno es un premio de consolación en el infierno.

Y en el balcón veremos la bandera de las plantas o los árboles.
porque junio antecede a los cónsules en las cámaras de la púrpura.
Así, dejaremos, una vez más, los sueños de Lisboa
para el número que quiere ser dos en el desierto del corazón.

 
C2

miércoles, 20 de febrero de 2013

El texto llevaba el nombre de "Alice, en el Retiro", y era el número 46 de "El Álbum de Alice".


Atravesamos los jardines franceses y el sol era coracero en la mañana,

no olvides, pequeña, que no hay árboles inocentes,

que vendrán días con lluvia y tormentas de Africa en los cristales.

 

 
¿Quieres vivir en la selva de mi corazón,

acaso construir los túneles en los tilos escondidos de

aquellas ciudades de Ucrania que los bárbaros destruyeron?

 

C2

 

martes, 19 de febrero de 2013

Las diversas formas del dolor y del placer o el número 44 de "El Álbum de Alice".


No es cierto que no cambien las montañas en la tierra

ni las estrellas en el cielo,

el pájaro que nos devora el estómago

viene con sus ojos de carbunclo

a anunciarnos la enfermedad del tiempo.

 

 
Dime por qué han vuelto a poner la gasa en el Templo de Jerusalén,

por qué las cosas cambian sin gritar ni rebelarse,

o por qué los puñales tienen tantas formas

de introducirse bajo nuestras uñas.

 

 
El mirlo, las rosas de abril y los perros abandonados

pintarán las paredes de escarlata

y nuestros sueños tendrán el color de los lirios de Eliot

o de la lluvia cuando se confunde con las lágrimas.
 
 
C2

 

domingo, 17 de febrero de 2013

Eclipse o el briilo en la oscuridad como un agujero en el manto de un rey (Número 36 de "El Álbum de Alice")


 
Ejércitos vencidos por un eclipse de luna, así pienso en ellos

cuando veo avanzar la oscuridad por su superficie de luz,

y me doy cuenta de que es imposible que una tierra oscura y muerta

brille en la oscuridad como un agujero en el manto de un rey.

 

Pero, allí está, con la luz fría de los espejos,

sin más explicación que su propia existencia.

 

Del mismo modo que esas heridas abiertas del corazón,

que nos hacen pensar en los otros, en quienes arden muy lejos

y sin embargo nos hacen resplandecer con una luz que no es nuestra,

porque nosotros somos la tierra muerta

esperando el eclipse.

 

C2

miércoles, 13 de febrero de 2013

"Mañana" es el título del número 11 de "El Álbum de Alice".


 

Habrá un día de sol en febrero y sentirás la luz en tu piel,

porque los días, de repente, tienen palabras dulces

que crecen como las setas en tiempo de lluvia,

cuando aquello que alguna vez enterramos,

quizá tesoro de Morgan o todo ese amor

que unos ojos nos vendieron una vez,

retorna a las hogueras y sus brillos de invierno.

 

Habrá días en que el guerrero vea ciudades nuevas,

y piense en las tabernas donde será feliz

y se niegue a pensar un paso más allá.

sábado, 9 de febrero de 2013

¿Llegará Ulises a su última isla, se pregunta en sus años finales y en sus viajes inacabables? (Número 40 de "El Álbum de Alice").


A veces llegan las lluvias antes de que tú estés, Alice,
y mi mundo es el olor del agua que te precede.
que me anuncia, como un gran chambelán,
la segura llegada de ese país que me cambiará para siempre.

A veces las nubes cierran el horizonte
y mi cielo es el túnel azul de Prusia que sólo el pintor loco conoció,
todo se prepara para cuando entres en mi mundo,
y me digas la palabra que me salvará para siempre.

A veces la mañana se llama nunca
y el adiós de los días es la única bandera
que pronuncian tus labios
cuando jamás, ¿jamás?, llegue Ulises al espejismo de su isla.

C2





miércoles, 6 de febrero de 2013

Alice habla de su máscara o las imágenes son muchas en un único espejo (Número 15 de "El Álbum de Alice")


Alice habla de su máscara, del desierto donde las sombras
nos hablan de aquella Madeira donde nunca fuimos
a escondernos de nosotros mismos.

Porque en ti está el recuerdo infinito
de cuando leíste para mi el poema de Alfama.
Y el silencio de nieve de las tardes
tras azotar tu piel.

O el calor de mi mano entrando en tu cuerpo en la Plaza Mayor.
Detenida la imagen en la cueva roja de la cración de los rubíes.
Todas fuiste tú, Alice, en mi solo espejo.

C2




 
 

lunes, 4 de febrero de 2013

El rostro del Capitán Nemo en los espejos del Faro del Fin del Mundo (Número 33 de "El Álbum de Alice").

¿Qué vio el capitán Nemo en los espejos del Faro del Fin del Mundo?
¿Cómo era la imagen del gran pulpo de las profundidades
que nos amenaza en la guarida blindada de nuestro corazón?
¿Tienes, tú, ultimo marino contra el mundo, quizá
su misma imagen, en el azogue escondido el monstruo?

¿La mano de la dama del unicornio es quien lleva
la bandera verde del profeta a los arrabales de Estambul,
allí donde el poeta espera eternamente a su amada,
muerta en los puentes sobre el Bósforo que no cruzaréis?

C2


 



sábado, 2 de febrero de 2013

En la habitación de Lisboa donde se tortura la piel (Número 53 de "El Álbum de Alice")


El olvido y las princesas

Los días de primavera me acercan a la muerte porque llega tu recuerdo,
y las ciudades que no vimos ocupan un lugar en el salón de los padres,
sabes, coloca bien los cuchillos del postre, pero no los uses
conmigo: yo hace tiempo que huí de la casa de la chica del norte.

Y ahora, cuéntame si quieres que te haga daño
y las pinzas recuerdan la historia de las sombras
de quienes no se amaron y sólo querían el desprecio.

Tú no eres tú, y sólo existes en la única tormenta que te crea,
monstruo de mi razón, serás mi bandera oscura,
la espada preferida para el olvido de las princesas.

C2

viernes, 1 de febrero de 2013

Cuando el cielo está oscuro se ven mejor los objetos... (Número 21 de "El Álbum de Alice").

Morgan escribe a Alice.

Cuando el cielo está oscuro se ven mejor los objetos
que observamos desde nuestra habitación.
Y es que ahora, en este momento, veo una gran grúa de larguísimo brazo,
y cuya lógica de mantenerse, así, contra el cielo,
una masa de azul sucio, no es fácilmente comprensible.
 
Parece que basta un contrapeso, unos bloques de hormigón,
para  conseguir ese equilibrio que nos asombra.
Antes, una conversación sobre la fidelidad me ha hecho pensar
en las carreras de coches donde el conductor
jamás cambia de carril, sus ojos fijos en la meta.
También esa línea permanente, como la torre de la grúa,
nos habla de algo a la vez irreal pero sumamente eficaz.
 
A veces quisiéramos ser ese alférez de navío de su Majestad la Reina,
que siempre mira la única bandera de la Royal Navy,
que no siente dudas en su corazón
y que permanecerá con el pulso firme incluso en medio de la batalla.
Tan encomiable en las películas donde muere
para que el héroe siempre se lleve el premio final.
 
Pero, algo sucede en nuestro sueño de perfección.
No moriremos en los brazos de nuestra princesa.
La isla de Tortuga llega hasta nuestro espejo y
en sus bordes se anuncian las banderas negras.
El cielo está oscuro y sucio
mientras la grúa blanca
nos habla de los milagros de la fé.

Aunque Morgan conoce su destino
y se prepara, lentamente,
como quien nunca retrocede,
como quien se sabe condenado en las puertas de Alejandría,
a su jaula de metal en los puentes del Támesis.
 
C2