lunes, 22 de abril de 2013

Sin redes para la enfermedad del alma: ¿hemos elegido la anestesia en los espejos envenenados y en los laberintos perdidos?

Dime qué nos detendrá en la caída, ¿o acaso estas redes no son sino para evitar el vuelo útimo de los ángeles que nos devoran el corazón?

C2

sábado, 20 de abril de 2013

Dentro de los espejos están los días de gloria del tiempo y de los laberintos de piel que allí se esconden para hacer sus reinos perdidos del deseo y de la memoria.

Persevera el dolor y el deseo en los espejos donde os reflejáis y así allí se guardan los tesoros de nuestra isla hasta que venga Samarkanda, Morgan y Peter Pan a agotar el azogue, y a dejarnos en las terrazas de los ángeles de Toledo, reyes de nuestro desnudo y último olvido.

C2

domingo, 14 de abril de 2013

El brazo que se extiende hasta cruzar todos los espejos de la noche: en el camino subterráneo de Alice, en el sendero de la espuma de los días de Guermantes.

Un amigo, C., me manda un poema dedicado a Nietzsche, se llama "Así hablaba Zarathustra", y estos son sus versos: "Mi sueño seca el agua de las fuentes,/ mi despertar enciende/ la luz de  la mañana./ Con la palabra atribuyo, con el silencio anulo./ Como Ormuz,/ creo. Como Ahrimán,/ acabo./ Mas de ese voraginoso océano/ que soy yo/ apenas si alcanzo a discernir la espuma,/ y de aquella a quien amo/ no sé/ mucho más que el nombre:/ Lou.

C2
 
 
 
 
 

viernes, 12 de abril de 2013

La paz es una batalla: Kafka ve a Dionisios como un viejo agotado que lleva la contabilidad de las olas en el fondo del mar

Fumo en mi pipa turca de espuma de mar e intento que mi gata se siente en mis piernas, mientras leo las "Cartas a Poseidón" del holandés Cees Nooteboom. Obviamente ella no me entiende, como tampoco nos escuchan los dioses ya sordos y seniles dando vueltas alrededor de olvidados templos. Y así pedimos a los otros lo que ni los dioses ni mi gata pueden conceder.

C2

jueves, 11 de abril de 2013

Existen los jardines perdidos y las respuestas que flotan en el viento de la tarde

Las cintas, las cortinas de verano, el mundo toma velocidad, pero nosotros, detenidos en nuestro tiempo interior, sentimos el peso de los días y el óxido de la armadura, aquélla de la que hablaba el poema de Kavafis.

C2

sábado, 6 de abril de 2013

Hoy hace un mes que Kira y yo iniciamos nuestra convivencia. En la imagen, quizá el fuego, todos los fuegos de Cortázar

Se diluye El Bosco, como los pálidos fuegos de la infancia de Nabokov. Así pasan los días recorriendo los espacios del espejo, cruzando los mares subterráneos de Verne o quizá el Fin del Mundo donde Alice descubre al eterno Farero que sueña con las rosas sin nombre.

C2

Dicen que un mes, por lo general, consta de 30 días, sin embargo en ocasiones el tiempo no puede medirse en días o en semanas, sino más bien en ocasos y amaneceres. Hoy podemos mirar atrás y recordar aquel día en la estación como antesala del momento en el que nos encontramos. Somos más jovenes y viejos que hace unas semanas, pues bebemos el uno del otro y crecemos a través de esos espacios del espejo, que ambos, a diario, forjamos y alumbramos dentro de la oscuridad que en ocasiones nos ha revestido, y que gracias a Alice y al eterno Farero se torna en luz en una primavera que ya comenzó hace tiempo para quienes escriben estas líneas.

Kira

martes, 2 de abril de 2013

Como si para la realidad sólo hubiera la condición de recuerdo, y ahí en esa existencia de escalera sólo pudiera cruzarse con nosotros y saludarnos con la mano desnuda

Nada existe sino el recuerdo, porque el presente es en sí mismo incesante recuerdo, tiempo que siendo presente es simpre pasado. Y así, como dijo el poeta inglés, "si todo tiempo es eternamente presente/ todo tiempo es irremediable". ¿Resuenan pisadas en la memoria, soñador TST?

C2