miércoles, 29 de mayo de 2013

Como una orilla donde desembarcan los recuerdos y donde las princesas tomaron al asalto el sueño o, quizá, alcanzaron el abismo y el olvido

Organizar una cabeza de playa es necesario para llegar al corazón de Berlín, pero antes construiremos ciudades fantasmas y ejércitos de cartón piedra. Y así, ellas ascienden haciendo rodar los ojos color de coca cola hacia donde Waterloo arde en un universo de tigres y espejos eternos.

C2

lunes, 27 de mayo de 2013

La cárcel de la piel requiere armaduras, que a veces son sueños de lino y el escudo de las cadenas

El balcón es el otro lado del espejo que termina, o empieza, en el artificio griego del cabecero. Entre uno y otro territorio se extiende la piel, el juego, los sueños. El mapa de ausencias y presencias que trazamos cada día y que olvidamos todas las noches. Atado y anclado a nosotros.

C2

miércoles, 22 de mayo de 2013

"Todo ese enigma para que el nombre calle mi boca" (Rumi). Deja que el agua sea la tortura de la toca, pero tu recuerdo nunca se perderá en la tormenta.


"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia". Y así, como en "Blade Runner", nunca sabremos quién es el cazador y el cazado, quién la persona y quién la máscara.  Sólo  quedará la verdad de los recuerdos inventados.

C2

domingo, 12 de mayo de 2013

"Como un mar que voló hecho un espejo" (Aleixandre), porque ellos, los espejos, tienen también su horizonte y su destino, y sus tigres de metal entre tus dientes

Gotas de saliva en las arenas del desierto: marcas para encontrar el camino del tiempo. Dime, dime, cómo construyes el tigre del deseo en las noches claras y en los días oscuros, hasta que el tapiz del unicornio cubra el último espejo.

viernes, 3 de mayo de 2013

Los últimos años tienen su fecha y su momento. Abrimos el museo de los recuerdos y limpiamos delicadamente lo que ya no existe.

Entre un segundo y otro hay un puente de cristal. Pero la noche es el camino donde los escritores firman con humo sus mejores obras, aquellas que jamás publicarán. Pero ahora, en el fin del día, observa las nuevas ciudades que te esperan más allá de las lilas de abril.

C2