jueves, 22 de septiembre de 2011

"La vida que pasa y convierte todo lo que pasa en nada" (Carlos Eugenio López). (P.Z)

El escritor dijo en su libro todavía inédito: "Él, de quien en realidad había estado enamorado, era de Micòl Finzi-Contini". Y uno lo imagina, sentado junto al fuego y preguntando a su oyente dónde estaba cuando los jóvenes franceses levantaron barricadas, que fueron puentes levadizos sobre el futuro de las pesadillas, y bebiendo lentamente vino de resina, mientras los amores del pasado caían ante nuestros pies con la suavidad condenada de la nieve.

C2

1 comentario:

attella{C2} dijo...

bellamente elocuente, querido Amo...


besitos de Su kajira