lunes, 28 de noviembre de 2011

¿La tela de araña protege la entrada de la cueva y engaña a los cazadores?

Las líneas se convierten en curvas; el dolor se transmuta en placer. Definimos la trayectoria mediante la balística, pero ocultamos piadosamente la seducción que hace la diana sobre el proyectil. ¿Es así como tú te escondes en los eternos patios de albero de Sevilla, donde termina la calle de la Muerte?

C2

1 comentario:

attella{C2} dijo...

una tela de araña bella, dura, que contiene, que somete, deseada, ansiada...

besitos, Amo