miércoles, 28 de marzo de 2012

"Al fondo de la pequeña puerta se abría un jardín maravilloso" (Carroll. Alice). ¿Y cuántos espejos de placer y deseo veremos allí?

Una pequeña pantalla iluminada es siempre un túnel. Donde el Mago nos habla de que sólo se dispara a las águilas, no a los corderos. Y así, en ese cielo donde brillan los cuerpos y los ritos, la cámara ojo se atraviesa con aquella aguja de oro de las Mil y Una Noches.

C2

2 comentarios:

attella{C2} dijo...

el dolor y la adoración de esta kajira son Suyos, mi Señor....

CONSUL2 dijo...

Lo sé, pequeña.