sábado, 11 de junio de 2011

"Lo prohibido es el mejor estímulo para la imaginación", dijo el Maestro en la escritura del Boudoir, y su mano se extendió sobre tu cuerpo perdido

Construiste un espejo para iluminar nuestras habitaciones oscuras. Y ahí, en ese mismo lugar, tu yaces, donde Arquímedes vio el triunfo del incendio de las naves que sitiaban Siracusa. Ardían las velas en la hora más caliente de la tarde. Y sabes que él siguió pensando en tus espejos de plata mientras, sigilosamente, el soldado se proximaba. Porque en nuestros pasillos está la espada que nos atravesará el corazón. Y así, bandera de gloria en la última carga de la brigada ligera, (¿recuerdas los malecones de Alejandría?), me dejarás la inmensa luz de la tarde. y tus palabras doradas y finales.

C2

4 comentarios:

Sweet dijo...

Es el mejor estímulo, el más peligroso y atractivo también.
Un gusto pasar.
Cariños.

attella{C2} dijo...

ayyyyy,,,,(suspiro)

Amo, que puedo decirle?

solo esto, es Ud muy malo y cruel al poner imagenes del paraíso para esta kajira Suya tan sensible...

besitos, lo adoro

luna dijo...

Correr tras una quimera, para una vez alcanzada comprobar que no era lo soñado...

CONSUL2 dijo...

Sweet: Los estímulos verdaderos (y lo sabes) siempre tienen esa combinación de ser peligrosos y atractivos. Gracias por pasar.

....................

attella{C2}: Es para ir calentando motores, que la imaginación es una de las mejores llaves para el placer.

.....................

luna: Como decía Kavafis, al final las quimeras nos enseñan que lo importante es el camino que nos obligan a hacer; no ellas mismas.