miércoles, 29 de junio de 2011

Los imposibles pájaros sobrevuelan, felices, sobre el abismo (P.Z)

Tú ya sabes que, sentados en la mesa del atardecer, hablaremos de los paisajes que no veremos y de las tristes muertes de los reyes. Luego, llegaron los sucios abrazos en los asientos de los coches y el pañuelo, otro pájaro, a cubrir el expediente del deseo. Y así pasaron los años, hasta que la Esfinge nos dijo su nombre y todo el tiempo que nos quedaba hasta el olvido

C2

2 comentarios:

Sweet dijo...

Infinitas tardes en trenes de palabras, remembranzas del futuro en la mano luz.
Cariños.

CONSUL2 dijo...

Gracias por esos recuerdos...
C2